¿Qué es?

Yoga citta vrtti nirodah
Yoga es el fin de los movimientos automáticos de la mente, pero lo explicaré de forma más sencilla:

El Yoga es una disciplina en la se utiliza la respiración, la atención, la concentración mental, y diferentes posturas (asanas) y técnicas para llevarnos a un estado de calma, bienestar y claridad a nivel físico, mental y emocional. Conectar contigo mismo para poder desconectar.

Es cierto que el Yoga es muy saludable, que favorece las funciones de todos los sistemas corporales, que alivia los dolores, que mejora el descanso, que reduce el estrés, que aporta relajación y serenidad. Pero cuando más sucede todo esto es al presentarte a la práctica con actitud de curiosidad y entrega. Esa apertura dirige al conocimiento interior.

Lo mejor es acercarse a una escuela de Yoga a probar y experimentarlo. Las definiciones no son necesarias y la conceptualización no favorece la experiencia del Yoga, que es esencialmente práctico.

No obstante comparto mi visión personal del Yoga y una breve historia por si realmente pudiera interesar:

Puedes encontrarte con diferentes definiciones, unas más parecidas entre sí que otras. Expongo lo que es el Yoga según lo que yo he escuchado, practicado y leído.

Hoy día es frecuente encontrar que se presenta al Yoga como una actividad deportiva, la verdad queda muy lejos de eso, esta doctrina nació hace miles de años como una vía para liberarse del sufrimiento.

El Yoga es una escuela o método que utiliza la concentración y la atención para dirigir la mente a un estado de menor actividad en el que se reduce la autoidentificación con los pensamientos y puedes observarlos mejor al dejar de tomarte personal cualquier suceso o pensamiento. Facilitándose así el autoestudio y la resolución de nuestros desequilibrios. La práctica  para alcanzar el estado de Yoga consiste básicamente en diferenciar entre el observador y lo observado con continuidad y quietud, para lo que existen multitud de técnicas y vías o escuelas.

En el interior de cada uno de nosotros hay todo un universo infinito, el Yoga es una manera de explorarlo.

Los movimientos del mundo externo, las amenazas y miedos, los deseos, las preocupaciones, los estímulos, las necesidades, las hostilidades, las comparaciones, las ilusiones y fantasías nos llenan de confusión y dividen nuestro ser al atarse nuestro corazón a deseos y llenando la mente de un contenido que ella misma no puede liberar, el corazón es preso y hace preso a la mente y a todo tu ser. Tú antes de tener esos deseos ya tenías una dirección, un deber, y esos deseos no van en la misma dirección, aquí nace la división interior, el conflicto y el sufrimiento.

La traducción de Yoga es unión. Unión contigo mismo, con tu esencia, con la conciencia: ese observador interno que no cambia, que sólo observa. A través de esta unión con la conciencia lograr una unión con todo tu ser, comprendiendo así al cuerpo, a la mente, a tus emociones y sucesos y tu existencia. El Yoga practicado con continuidad limpia la mente y esta puede reflejar lo que ES.

Breve historia

Escena del Bhagavad Gita en Murudeshwar

El Yoga surge hace milenios siendo una de las escuelas fundamentales de la filosofía hindú, y está estrechamente ligada a otra de ellas: la filosofía samkhya.

La tradición oral guardó el conocimiento del Yoga y sus técnicas durante muchos años antes de pasaran a ser escritos aquellos versos que tradicionalmente se recitaban de forma repetida para ser memorizados.

La primera referencia escrita acerca de “Yoga” se remonta al Rig Veda (milenio II a.C. siendo el texto más Viejo de la literatura hindú y la obra más antigua escrita en un lenguaje indo-europeo), más tarde es nombrado en diferentes Upanishads y en el Bhagavad Gita.

La primera escritura centrada en el Yoga y sus técnicas llega entre el siglo III y II a.C. con Patanjali, quien sistematiza el Yoga al escribir los Yoga-sutra (los aforismos de Patanjali), una enumeración de reglas y descripciones acerca del Yoga. Se trata del primer manual con indicaciones prácticas sobre Yoga (concretamente Raja Yoga, ver tipos de Yoga)

Pasarían casi dos milenios hasta que aproximadamente en el siglo XV apareció el primer manual de Yoga físico (Hatha Yoga), el Hatha Yoga Pradipika.

Si ya conoces las técnicas básicas de Yoga deja de leer. No te creas nada de lo escuchado o leído, ya sabes cómo mirar tu interior, contempla tu ser y descubre todo el Yoga por ti mismo, está todo escrito dentro de ti. El verdadero maestro eres tú, un profesor de Yoga sólo puede señalar el camino, tú debes andarlo y descubrir realmente cómo se hace, porque realmente para explicar el Yoga las palabras se quedan cortas, el lenguaje es insuficiente y limita el mensaje. El profesor de Yoga simplemente trata de conectarte con tu maestro interior, un maestro que no se expresa con palabras, pero que se expresa en ti de alguna forma y es posible entenderle, eres tú.

Es sin duda de gran utilidad el conocimiento generosamente compartido por los maestros, expertos y sabios de todos los tiempos, pero todo lo contado y lo no contado también lo sabe, y te lo mostrará mejor, tu maestro interior.

Mucha gente hace Yoga para sentirse bien, pero el Yoga, si te propones practicarlo con seriedad, puede resultar un camino duro mental y emocionalmente. Hay que ser realmente valiente para escuchar, a veces no queremos escuchar la verdad, es dura. Posiblemente nuestro maestro interior nos diga cosas que no queremos plantearnos. Para poder limpiar, primero hay que ver la suciedad, reconocerla.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar